Buscar
  • Hermandad Misericordia

HESED


"La PIEDAD en la vida de un cristiano es un pilar fundamental para vivir conforme a lo que Dios manda. ... Virtud que inspira, por el amor a Dios, tierna devoción a las cosas santas, y, por el amor al prójimo, actos de amor y compasión."


"PIEDAD es un sentimiento de compasión hacia las demás personas que sufren o padecen."


Este lazo humano tan fuerte, que es la PIEDAD, permite comprender el que establece Dios con la alianza, entre él y su pueblo. A la PIEDAD de Dios, es decir, a su amor misericordioso a Israel, su primogénito, debe responder otra PIEDAD, es decir, la adhesión filial que se traducirá en obediencia fiel y en culto amante. Por lo demás, de este amor practicado para con Dios debe fluir un amor fraterno entre los hombres, imitación de la bondad de Dios y de su solicitud por los pobres. Así, para definir la verdadera PIEDAD la asocia Miqueas con la justicia, el amor y la humanidad, sinónimo de: caridad, misericordia, clemencia, humanidad, entre otros.

Dios consideraba ya agradables a los hombres de toda nación que con sus oraciones y sus limosnas animadas del temor de Dios participaban de la PIEDAD judía en sus dos elementos, el culto divino y la práctica de la justicia; tales son el judío Simeón, los hombres llegados a Jerusalén para pentecostés, el centurión Cornelio.”

Esta PIEDAD es renovada por Jesús y por el don del Espíritu. En los Hechos parecen algunos ele esos hombres piadosos (adiabas), como Ananías o como los cristianos que van a dar sepultura a Esteban. Conforme al lenguaje paulino, su culto está animado ahora por un espíritu filial para con Dios, y su justicia es la de la fe que obra por la caridad.


Tal es la PIEDAD del hombre nuevo, la verdadera piedad cristiana, que Pablo opone a las prácticas vanas de una piedad falsa y completamente humana; por ella damos a Dios un culto agradable, con religión y temor.

Si mirando tu cara con todas esas imágenes dedicada a ti una y otra vez sin cansarme de verte hemos realizado este gran trabajo; Diego, Víctor, y Antonio, dedicado como dice tu nombre PIEDAD, para todas estas personas que en estos días están pasando una “Gran pesadilla” en sus vidas, no viendo ese final al que están acostumbrados a vivir.


Después, cuando pase esa “pesadilla”, debemos de tener unos momentos de meditación, y pensar que esta vida no la hizo Dios para que estuviéramos en la Tierra de paso, debemos de saber que con esta pesadilla, hemos aprendido mucho del espíritu y la consideración que llevamos cada uno dentro; sin darnos cuenta hemos aplicado en nuestras vidas la palabra PIEDAD, sin quererlo, donde hemos dicho antes que significa “tener devoción al amor del prójimo, siendo también un gran sentimiento hacia las demás personas que sufren o padecen”.

¡No es verdad que tú lo que estás haciendo ahora es decir PIEDAD!……. PIEDAD, PIEDAD, hacia los demás sin haberte dado cuenta y en donde seguro que si no hubiera pasado por tu cabeza esa pesadilla no habrías pensado igual que ahora, por eso Dios nos lo dice muchas veces, hay que establecer el lazo entre Él y su pueblo.

Así definir la verdadera PIEDAD, con la justicia, el amor y la humanidad, sinónimo de: caridad, misericordia, clemencia, humanidad, entre otros.


Antonio Armario Muñoz





Quedan...

Horario Hermandad

Martes   19:00  a  21:00 Horas

Jueves   19:00  a  21:00 Horas

(Julio y Agosto cerrado)

Monasterio

Stma. Trinidad

Capilla

Lunes a Viernes  09:30 a  12:30 hrs

Sábado y Domingo 17:15  a  19:15 hrs

Agenda

Horario de Misas

Iglesia de la Pastora

Martes a Viernes    19:00 hrs

Sábado     19:00  y  20:00 hrs

Domimgo  09:00 y 11:00 hrs 

Calle San Dimas, nº 1
11100 San Fernando
Cádiz                            google maps

Horario

Martes   19:00  a  21:00 Horas

Jueves   19:00  a  21:00 Horas

(Julio y Agosto cerrado)

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

Real y Venerable Hermandad Sacramental,  Carmelitana, Fervorosa y Devota Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia, María Santísima de la Piedad, Santa Mujer Verónica y Santos Cosme y Damián.